Descripción del proyecto

Una pareja encantadora decidió comprar un magnífico piso en Sants. En un principio, su idea principal era la de acondicionar un poco el piso, haciendo una pequeña reforma de la cocina, baño y poca cosa más. Al final, se fueron animando cada vez más y más y acabó siendo una reforma integral de vivienda, modificando distribución, instalación de parquet, aire acondicionado por conductos, calefacción de gas natural, instalaciones de agua y electricidad nuevas.

También se reformaron y distribuyeron de nuevo dos baños y definitivamente la estrella de la casa… Dónde mejor para recibir a los tuyos que en un espacioso comedor con una cocina semi-abierta perfectamente funcional y con espectacular techo con vuelta catalana dándole un protagonismo especial con la iluminación indirecta delimitando el techo.

La distribución de la cocina se diseño para ser perfectamente funcional, sabiendo que uno de los miembros era un cocinitas. Hicimos un triangulo de cocina perfecto. Se llama así al recorrido que forman tres líneas imaginarias entre las zonas de almacenamiento, lavado y cocción. Dentro de este triángulo, nos situamos para cocinar y experimentar con ingredientes y se tienen que cumplir una serie de normas básicas para que resulte óptimo: deben medir entre 1,20 m y 3,00 m y siempre cuidando que entre los puntos del triángulo no hayan obstáculos.

El antes y el después

Y los Diseños 3D finalistas…

¡Un diseño 3D puede salvar tu reforma integral! Lo sabemos y, por eso, siempre entregamos unos renders acompañando al presupuesto en nuestras entregas. Nos ayudan a:

  • Ver claramente un cambio de distribución
  • Si hay suficiente espacio y entra todo el mobiliario y los diferentes elementos que componen la estancia
  • Visualizar el habitáculo de una manera conjunta, con medidas y colores que casi se asemejan a lo que será una vez ejecutada la reforma integral
  • Poder hacer modificaciones de muestras de materiales que nos han gustado individualmente, pero en su conjunto no nos gustan

En este caso, pudieron escoger si el suelo de la cocina, al ser semi-abierta, les encajaba mejor con un suelo porcelanico distinto al del comedor y el resto de las estancias, o bien si decidían darle esa continuidad y extensión como si sólo fuese uno. Se realizaron 8 versiones distintas siendo la siguiente las finalistas.